¡Es hoy! ¡Es hoy! Así acaba una vieja y mala broma que hoy no escucharás de mí.

Pero ¡si es hoy!, entonces.

Una de las principales diferencias entre la fe romana y la cristiana después de la Reforma se destaca hoy. Hoy es el día de María. O, más bien, «La Inmaculada Concepción de María».

Este artículo probablemente tenga el mayor interés para mis lectores de habla hispana. Por lo tanto, también lo escribí en español. No dude en omitir este y leer mi próximo articulo mañana, si mejor quiere algo en noruego. Luego obtiene un corto reportaje de mi visita ayer con la pareja Solvei y Frank Eriksen en Rakkestad.

Sí, claro, estas son unas palabras más difíciles. Regresaré a ellas.

Revisé las paginas web de la Iglesia Católica acá en Noruega en las horas de la madrugada, y no encontré ni una palabra sobre la celebración aquí. Puede ser que el día de trabajo todavía no ha comenzado. Puede ser que el día no se marca tanto en la Noruega católica como en América del Sur.

Sin embargo, un monje católico el cual conozco pasa el día en una catedral francesa. Cuando le pregunté si era la celebración de María con estas palabras:

«¿Celebrando la Inmaculada Concepción?»,

Me contestó así:

«Sí, o a Maria Virgen le dio sin pecado como se lo llama en el neo-noruego».

Por el bien de la palabra: Mi amigo monje habla y escribe el neo-noruego a diario.

En mi segunda patria, Colombia, el día se celebra hoy. El culto de Maria queda fuerte allá. Los marianos han progresado mucho.

¿Pero qué están realmente celebrando los católicos?

La Iglesia enseña que también a María, no solo a Jesucristo, nació sin pecado. Sin el Pecado Original. Para nosotros, los protestantes, esto tiene poco sentido, porque significa que a Jesús no nació de linaje pecaminosa por ser Dios, tanto del lado de la madre como del padre. El lado del padre fue «concebido por el Espíritu Santo», cf. Segundo artículo de fe.

Pero todo el objetivo de ser un ser humano al aldo de ser Dios era simplemente el poder asumir el castigo que el linaje de Adán que le siguió desde la Caída.

Pero, basta por ahora.

Que creen los catolicos sobre el la Inmaculada Concepción hoy en día?

La Inmaculada Concepción, conocida también como la Purísima Concepción, es un dogma de la Iglesia Católica que sostiene que María, madre de Jesús, a diferencia de todos los demás seres humanos, no fue alcanzada por el pecado original, sino que, desde el primer instante de su concepción, estuvo libre de todo pecado.

No debe confundirse este dogma con la doctrina de la maternidad virginal de María, que sostiene que Jesús fue concebido sin intervención de varón y que María permaneció virgen antes, durante y después del parto.

(Agrego que los protestantes también en este asunto nos separamos de los católicos. La Biblia menciona que Jesús tenía a varios hermanos, algo que los protestantes creemos literalmente por cierto, mientras que los católicos dicen que los «hermanos» deben interpretarse como “hermanos primos”.)

Al desarrollar la doctrina de la Inmaculada Concepción, la Iglesia Católica contempla la posición especial de María por ser madre de Cristo, y sostiene que Dios preservó a María de todo pecado y, aún más, libre de toda mancha o efecto del pecado original, que había de transmitirse a todos los hombres por ser descendientes de Adán y Eva, en atención a que iba a ser la madre de Jesús, que es también Dios. La doctrina reafirma con la expresión «llena de gracia» (Gratia Plena) contenida en el saludo del arcángel Gabriel (San Lucas 1:28), y recogida en la oración del Ave María, este aspecto de ser libre de pecado por la gracia de Dios.

El dogma es una inversión tarde en la iglesia católica, desde la segunda mitad del siglo diecinueve. Contenida por primera vez en la bula papal oficial por Pío IX, llamada Ineffabilis Deus, del 8 de diciembre de 1854.

Hoy es el 8 de diciembre, 163 años más tarde.

No reconocido entre los protestantes

La doctrina de la Inmaculada Concepción no es aceptada por nosotros, los miembros de las iglesias protestantes. Los protestantes rechazamos la doctrina en su totalidad ya que no consideramos que el desarrollo dogmático de la teología sea un referente de autoridad y que la mariología en general, incluida la doctrina de la Inmaculada Concepción, no se enseña en la Biblia.

Los protestantes argumentamos que, si Jesús necesitó de un vientre sin pecado para nacer sin pecado, también Dios tuvo que haber intervenido en la concepción de la madre de María, Ana, en su abuela, y así sucesivamente a lo largo del tiempo.

La respuesta del catolicismo es que sólo María tenía que mantenerse libre de pecado pues ella iba a concebir directamente a Cristo, mientras que sus ancestros no.

¿Complicado? ¡Bastante!

Cuando Jesús es nombrado como Buen pastor (San Marco 10:17), replica «Nadie es bueno – excepto Dios». Señalamos como protestantes que con esta frase Cristo enseña que nadie está sin pecado, dejando margen para la conclusión de que él es Dios encarnado.

Los católicos señalan que la Biblia entera, y no una frase o sentencia aislada manifiesta la verdadera doctrina de Jesucristo.

Otro argumento en contra de la creencia en la Inmaculada Concepción, sin embargo, aparece en la primera epístola de San Juan 1: 8 «Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros».

Sin embargo, la doctrina de la Concepción Inmaculada de María parece ser mucho más antigua en la Iglesia católica de lo que implicaría el dogma papal del 1.854. Puede ser que el Papa solo resumió la religión popular de la era que ya era muy popular y ampliamente difundida en gran partes de la Iglesia Católica.

Por eso, el iniciador de la reforma protestante, Martín Lutero, hace 490 años pudo predicar sobre la Inmaculada Concepción de María en esta manera tan sorprendente:

“Es dulce y piadoso creer que la infusión del alma de María se efectuó sin pecado original, de modo que en la mismísima infusión de su alma ella fue también purificada del pecado original y adornada con los dones de Dios, recibiendo un alma pura infundida por Dios; de modo que, desde el primer momento que ella comenzó a vivir fue libre de todo pecado.”
— Sermón: «Sobre el día de la Concepción de la Madre de Dios», 1527.

Que Lutero, diez años después del inicio de la Reforma, no tenía una visión más clara sobre la doctrina de María, también enfatiza que el Reformador no era nada más que un ser humano. Como la doctrina protestante fue diseñada durante los primeros dos décadas después de la Reforma, Lutero debe agradecer no solo a sí mismo sino también a muchos de sus co-reformadores. Entre ellos, Philipp Melanchthon fue uno de los más importantes, pero esto es otro cuento.

La celebración entre los católicos

El día de hoy probablemente esté marcado principalmente en los países que se originaron en la colonización española del siglo dieciséis. Esto significa que hoy se celebra en partes del mundo tan dispersas como las Filipinas, Colombia y los Estados Unidos.

El único país de importancia que observa esta tradición y que no tiene una historia colonial española es Brasil. A cambio, Brasil era una colonia portuguesa, y remontando suficiente la historia, las fronteras en la Península Ibérica (España, Portugal) eran diferentes a los de hoy. Los catalanes y basquees todavía luchan por su independencia de España.

ESPAÑA: En el XI Concilio de obispos del Reino de los visigodos celebrado en Toledo tan temprano como en el año 675 el rey visigodo Wamba ya era titulado «Defensor de la Purísima Concepción de María», abriendo una línea de fieles devotos entre los reyes hispanos. Monarcas españoles en seguidas fueron fieles devotos de la Inmaculada y portaron su estandarte en sus campañas militares. Pero, de nuevo, esto es otro cuento.

COLOMBIA: Se trata de un festivo nacional en cuya víspera o madrugada los católicos, niños y adultos, se reúnen en familia o entre amigos para encender velas y faroles en las aceras de las calles en honor de la Virgen María, fiesta conocida también como el Día de las Velitas, la cual tradicionalmente da inicio a la época navideña.

El 8 de diciembre en las casas se izan banderas blancas con la imagen de la Virgen Santísima – María todo el día.

El día de hoy se marca y celebra por católicos en gran parte del mundo, especialmente entre los hispanohablantes. Aunque los protestantes no compartimos estas doctrinas de los católicos – para nosotros es solo ejemplo que la fe romana va más allá de las Escrituras — aún queda una cosa para hacer:

¡Feliz día, católicos!

No se dejen engañar: Ustedes si son nuestros hermanos de la fe.

CELEBRACIÓN. Hoy, el 8 de diciembre, celebran los catolicos de grandes partes del mundo la «Concepción Inmaculada» de la Virgen Santissima Maria. Foto: aciprensa.com

Copyright © 2017 Victor Skimmeland. Todos los derechos reservados por preacher.no
     Lea con mucho gusto más en om ESPAÑOL.

Legg igjen en kommentar

Din e-postadresse vil ikke bli publisert. Obligatoriske felt er merket med *