Los noruegos somos como un termo, difícil de abrir pero en el interior buenos y calientes. Los verdaderos amigos colombianos que finalmente logré tener se han convertido en amigos para toda la vida.

Lo que más me dio tristeza es cada vez cuando un amigo se demostró más que todo un oportunista. Cuando no hubo más, me echó la madre y se fue. Alguna vez volvió para averiguar. Para buscar una nueva oportunidad. Pero más que todo fue por estar desesperado.

— ¡Qué tal! pensé.

— Usted se fue porque la vaca no tuvo más leche, ¿pero ya tiene sed otra vez?

— Eso, hermano, no se llama amistad. Se llama oportunismo.

Recién llegado a Colombia muchos colombianos estuvieron bajo la impresión que no entendí mucho Español. Pero, si aprendí. Rápido. Me tocó.

Una señora se acercó a mí y mi esposa en la Ciudad Bolívar. De repente se presentó una «amiga de la Misión», diciéndole en manera bruta, — ¡Vete! ¡Busque a su propio misionero!

Otra vez un pastor me gritó, sin pena, que si hubo un tiempo para servirle al Señor… y no me pidió, sino — ¡me exigió! — tantos millones de pesos.

Otros nos llamaron «los cajeros automáticos». Sin pena ninguna.

¡Si! tengo a algunos amigos colombianos, pero hasta muy reciente he perdido a muchos. Cuando se secó el fuente, nos maldijo, mandándonos a irnos al carajo. Que no volver a envenenarles con nuestra maldita plata. Sin filtro lo dijo.

Pero, si, gracias a Dios, todavía me queda a algunos amigos colombianos. Amigos verdaderos.

Lo más difícil, me imagino, es como somos tan aparecidos y todavía tan distintos. No por el color. No por el idioma. Tampoco ni por el dinero. Sino por la cultura.

Es tan difícil obtener a un amigo verdadero entre los Noruegos, pero si vale la pena probar. Se mantiene por mucho tiempo. Como el contenido de mi termo.

O, ¿Usted me tiene otra explicación?

Victor Skimmeland har blant annet studert teologi og jobba i kirke og misjon. Han blogger på preacher.no Copyright © 2018 Victor Skimmeland. Alt materiale som ikke er merka med annet, er fullt ut opphavsrettsbeskytta. Kommersiell bruk av stoff fra disse sidene må ha særskilt tillatelse. Spør meg. Ikke-kommersiell bruk er greit uten at du spør først — hvis du oppgir full kildehenvisning.

Legg igjen en kommentar

Din e-postadresse vil ikke bli publisert. Obligatoriske felt er merket med *